Ya no sirve con realizar acciones muy puntuales, como un artículo mensual, mensajes periódicos en redes sociales, eso no es hacer un buen plan de marketing digital.

Cuando se da una planificación previa, los resultados son notables…

Improvisar te puede salir muy caro

Sin un estudio previo de tu público y unos objetivos definidos, las acciones de marketing que realices no van a servir para nada, solo gastar y gastar dinero en vano.

La falta de planificación hará que tomes decisiones erróneas, bien sean publicaciones sin contenido revisado que no tengan que ver con la actividad que realizas, ni con el interés del público que rodea tus canales.

marketing digital

El público objetivo manda y demanda. No basta con tener actividad puntual en las redes sociales, hay mucho por hacer, ¡presta atención!

Planificación necesaria

Planifica el día a día, con mecanismos que te permitan medir los resultados obtenidos en un plazo determinado.

Si lo que quieres es que personas desconocidas que recorran los canales, pasen a ser clientes fidelizados, es esencial que planifiques hasta el último detalle, con unas tareas específicas en cada etapa del ciclo de vida de tu empresa.

Ante la opción de improvisar, estudia a tu posible cliente y crea contenido aleatorio para calmar sus posibles curiosidades.

¿Qué proceso debe seguir un buen plan de marketing digital?

  1. Definición del tipo de cliente y construcción del buyer persona con necesidades similares
  2. Identificación de las fases del proyecto de cada cliente
  3. Establecer los objetivos a alcanzar
  4. Selección de métricas para establecer la difusión de las campañas
  5. Selección de las palabras clave que respondan a las consultas de los clientes en cada etapa
  6. Establecer un calendario de contenidos
  7. Creación de contenidos
  8. Difusión de la información e interacción con los leads
  9. Diseño de flujos de trabajo para la automatización del marketing
  10. Análisis de resultados a través de informes de rendimiento

En la metodología de Inbound Marketing, se promueve el uso de este proceso, un método especialmente pensado para negocios en los que el ciclo es largo.

Tras leer esto, ¿planificas o improvisas? Tu decides cómo invertir tus esfuerzos y recursos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *